NO SE SIENTA COMO UN NIÑO, AL MOMENTO DE POSTULARSE A UN CARGO QUE LLAME SU ATENCION!!

¡La situación del país cada vez está mas dura! ¡Un buen trabajo es cuestión de suerte! ¡Si no tengo una buena palanca, seguro que no tendré ese cargo que tanto quiero! ¡Hasta el último momento pensé que ese puesto era mío! ¡Aún no puedo entender como esa persona fue contratada! ¡El salario que están ofreciendo es muy bajo para mi experiencia! ¡Estoy cansado de pasar hojas de vida y nada que suena el teléfono! ¡No entiendo para que sirven esas benditas pruebas psicotécnicas! ¡Han pasado quince días después de haber presentado entrevista con el gerente de la empresa y no me han dicho nada! ¡Estoy perdiendo la paciencia, con esto de buscar empleo!!

Estas y otras frases, hacen parte del discurso utilizado por personas que posiblemente:

Se encuentran finalizando estudios técnicos, tecnológicos y/o profesionales y están a punto de iniciar su vida laboral.

Nunca han postulado su hoja de vida a un trabajo.

Han trabajado de manera independiente pero buscan otro ingreso, un trabajo de medio tiempo o sencillamente quieren emplearse.

Se sienten insatisfechas con su actual trabajo.

Por diversas razones sienten que es tiempo de ocupar otro cargo y/o cambiar de sitio de trabajo.

Han pasado una y otra vez por procesos de selección sin obtener respuesta positiva y preguntándose el porqué.

¡Y es que, buscar trabajo, Es todo un trabajo!

 

Apreciado lector, hace un año y medio tuve la posibilidad de compartir con ustedes mi experiencia como profesional y empresaria en el área de gestión de talento humano. Seleccionar y evaluar  personal no es tarea fácil. Es dispendioso, requiere tiempo y sobre todo, los cinco sentidos puestos en el asunto. Ha sido en este ejercicio, que mi equipo de trabajo y yo, hemos tenido que tomar la triste decisión de “No” citar a convocatoria; a entrevista; o en el peor de los escenarios, sugerir la contratación de personas que, a primera vista podrían “tener todas las competencias para ejercer un cargo al interior de una empresa.

Por eso, si usted hace parte del grupo de personas que se encuentran en “Búsqueda de Empleo”, y no quiere ser invisible, sino, llamativo, atractivo e interesante para sus futuros evaluadores, le invito a hacer un autoanálisis frente a la manera como puede llegar a ser percibido por el departamento de recursos humanos y/o futuro jefe inmediato y a tener en cuenta las siguientes recomendaciones al momento de postularse para un cargo.

Identificar para que es bueno! Cuales son sus competencias. Tenga en cuenta, que las competencias son características personales, devenidas en comportamientos que generan un desempeño exitoso en un puesto de trabajo.

No limitarse a postular su hoja de vida en un solo medio, recuerde que existen varias bolsas de empleo en la red, temporales, instituciones educativas, etc.

Elaborar de manera adecuada su hoja de vida, la cual debe contener: datos básicos, perfil profesional, formación académica y/o experiencia laboral, idiomas, capacitaciones, referencias laborales y académicas. Agregar una carta de solicitud es una buena opción.

En el momento de aplicar pruebas psicotécnicas: no les tenga temor, siga indicaciones, diligénciela con sus datos, pregunte si tiene alguna inquietud.

Al momento de presentarse a entrevista: Trate de llegar al menos 10 minutos antes de la cita, vístase adecuadamente (traje formal), Infórmese acerca de la empresa a la cual se presenta, Trate de ser lo más honesto posible durante el proceso, Sea coherente con lo que piensa, habla y hace, Sea consiente de su lenguaje NO VERBAL más que el del verbal.

Recuerde: Sea constante, el que persevera, alcanza.

Si requiere mayor información sobre el tema, la empresa Idóneos Asesores en Gestión Humana. (www.idoneosasesores.com.co) realiza el taller personalizado “Orientación para personas en Búsqueda de empleo”. Cualquier información puede contactarme a los teléfonos 6152533 o 3176591434.

Luisa Fernanda Duarte Jiménez

 Publicaciones Revista CASUR  edicion 36 Agosto del 2010 pag 63 y 64